La fuente más alta y la más «pequeña» de Madrid

En 1952 se inauguró en la glorieta de San Vicente la fuente más alta de Madrid dedicada al gran arquitecto Juan de Villanueva. Fue diseñada por Víctor D’Ors como reconocimiento al neoclasicismo madrileño. Mide 21 metros. En 1995, con motivo de la reconstrucción de la Puerta de San Vicente en la glorieta, la fuente se trasladó al paseo de Camoens, en el Parque del Oeste, donde sobresale por entre las copas de los árboles y actualmente se encuentra bastante abandonada.

Fuente dedicada a Juan de Villanueva

Por otro lado la fuente más «pequeña» de Madrid, por su diminutivo que no por su tamaño, es la denominada como «la Fuentecilla», situada en la confluencia de la calle de Toledo con Arganzuela y Mira el Río.

La Fuentecilla, dedicada a Fernando VII

Jerónimo de Quintana cree que el nombre diminutivo se debe a un pequeño pilón que había situado cerca de este lugar, anterior a la fuente y que fue mandado derribar entre 1814 y 1816.

Anuncios

La Fuentecila se construyó como homenaje a la entrada de Fernando VII en Madrid, tras su exilio en Francia. Mesonero Romanos y Peñasco y Cambronero la citaron en sus libros como un monumento de mal gusto y fúnebre. La fuente representa el poderío de la monarquía española sobre dos hemisferios, en referencia al Imperio español. En los lados aparecen los dos escudos de Madrid, uno con el oso y el madroño, el otro con el oso y el dragón, antiguo blasón de armas de Madrid.

La Fuentecilla en 1947

La Fuentecilla fue construida en 1816 por Alfonso Rodríguez y Manuel Álvarez. El león, obra de Manuel Álvarez, se realizó con los restos de la escultura de San Norberto que estaba situada en la fachada del convento de los premostratenses en la antigua plazuela de los Mostenses, derribado en 1810.


Una única vez
Mensualmente
Anual

Realiza una donación

Realiza una donación

Realiza una donación

Elige una cantidad

€0,50
€1,00
€2,00
€0,50
€1,00
€2,00
€0,50
€1,00
€2,00

O introduce un monto personalizado


Hola, me llamo Adrián. Soy la persona detrás de Gato por Madrid. Llevo desde julio de 2016 compartiendo contenido histórico sobre Madrid y me gustaría continuar con ello. El proyecto siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hago y piensas que sirve de utilidad lo que cuento, te animo a que me apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Hola, me llamo Adrián. Soy la persona detrás de Gato por Madrid. Llevo desde julio de 2016 compartiendo contenido histórico sobre Madrid y me gustaría continuar con ello. El proyecto siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hago y piensas que sirve de utilidad lo que cuento, te animo a que me apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Hola, me llamo Adrián. Soy la persona detrás de Gato por Madrid. Llevo desde julio de 2016 compartiendo contenido histórico sobre Madrid y me gustaría continuar con ello. El proyecto siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hago y piensas que sirve de utilidad lo que cuento, te animo a que me apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

DonaDonaciones mensualesDonaciones anuales

2 comentarios sobre “La fuente más alta y la más «pequeña» de Madrid

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: