El gran incendio del Monasterio del Escorial en 1671

El Monasterio del Escorial ha sufrido varios incendios a lo largo de su historia siendo el más famoso el de 1671. Gracias a la impresionante imágen anónima que ha llegado hasta nuestros días es suficiente para hacernos una idea de la gravedad de este episodio histórico.

Incendio del Monasterio de El Escorial en 1671, Anónimo. Realizado en el siglo XVII. Museo del Prado de Madrid.

Sabemos los detalles gracias al archivero fray Juan de Toledo, que relató con enorme detalle el incidente. El incendio comenzó a las 14:00 del 7 de junio de 1671 desde la chimenea del colegio, desmesurándose el fuego al quemarse el hollín. Enseguida la gente del sitio alertó del incendio sobre el colegio y el seminario pero no se tomaron medidas reales para apagarlo hasta pasadas dos horas, hasta las 16:00. Para entonces ya era demasiado tarde. En ese periodo de tiempo la comunidad estuvo rezando Vísperas, lo cual no ayudó demasiado que digamos.

Anuncios

El fuego se extendió rápidamente por todo el lienzo norte del monasterio hasta llegar a la torre de las Damas y al poco tiempo también alcanzó la torre del Carillón, derritiendo las campanas a su paso. Desde el colegio el fuego se propagó a la zona del convento donde ardió la librería manuscrita, localizada en el claustro de la hospedería. Aunque se salvaron muchos manuscritos, la mayor y mejor parte de ellos se quemaron. Además se perdieron algunos retratos, los fanales turcos y el estandarte, entre otras muchas cosas de gran valor.

A la izquierda, detalle de la procesión de rogativas con la Virgen de Gracia y el Santísimo Sacramento. A la derecha, religiosos colocando reliquias en el murete de la lonja.

Ante el pavoroso avance hacia la biblioteca mayor, se arrojaron los libros a la lonja por las ventanas como medida desesperada. Afortunadamente el fuego no llegaría a la biblioteca, por lo que esta medida fue lógica pero finalmente innecesaria. El fuego arrasó la torre de las campanas, ardiendo todas ellas y su magnífico reloj. Desde allí el fuego avanzó al lienzo sur incendiando la iglesia vieja, la enfermería y la cocina. Las labores eran tremendamente arduas ya que el fuego se propagaba rápidamente por los tejados y por la cantidad de madera y plomo en ellos era una labor prácticamente imposible. A pesar de la situación se consiguió salvar la torre de la Botica, uno de los mayores tesoros del monasterio. A las 00:00 de ese fatídico día, en tan solo 8 horas, todos los tejados de las zonas afectadas estaban consumidos por las llamas.

Anuncios

Ante la incapacidad para atajar el problema se realizaron rogativas con el Santísimo Sacramento y la comunidad de El Escorial trajo en procesión la Virgen de la Herrería para que obrase milagro. Gracias a la obra gráfica que nos ha llegado podemos comprobar esta actuación de desesperanza y fanatismo religioso. Durante los sucesivos días acudieron gentes de los pueblos vecinos como Robledo de Chavela o Valdemorillo ayudando en lo que podían. A su vez los religiosos persistieron con sus prácticas de dudosa efectividad sacando las reliquias a la lonja, donde “quedaron algunos asistiendo de guardas”. Intentando desesperadamente preservar el tabernáculo del altar mayor, rompieron sus columnas de piedra haciendo un daño irreparable al mismo. A su vez se llevaron los papeles del archivo a la huerta y los libros del coro se dejaron en la lonja.

A la izquierda, detalle de personas arrojando libros de la biblioteca. A la derecha, detalle de personas arrojando mobiliario y otros elementos decorativos.

Finalmente se frenó el avance del fuego en las bóvedas de la planta baja, aunque persistió tres días en salas próximas. Otros cronistas afirman que el fuego perduró durante quince días. Según las crónicas hubo dos episodios milagrosos, que no muriese nadie durante el incendio y que no se quemase nada relacionado con el culto divino. Tras este horror quedaron en pie la biblioteca, el cuarto del príncipe, la iglesia principal, la iglesia vieja, la ropería, las aulas del colegio, el refectorio, las torres del palacio, la procuración, la botica y algunas celdas de la hospedería y enfermería, es decir, se quemó más de la mitad del monasterio. No se perdió tiempo ya que se comenzaron las obras de reconstrucción de inmediato. Fueron dirigidas por el maestro mayor de la catedral de Toledo, Bartolomé Zumbigo.  Pero antes de realizar dichas obras, se tuvo que retirar todo el escombro del incendio, por lo que se reclamó la colaboración de más de mil hombres de toda la comarca.

Durante esta tarea se cayó un tabique sobre dos hombres, matando a uno de ellos e hiriendo gravemente al otro. La reconstrucción se prolongó durante seis años, luciendo para 1677 su aspecto original, a excepción de algunas modificaciones en el diseño de las lucernas y las torres. El coste total de las obras se elevaron a 802.100 ducados, de los cuales la comunidad pagó 533.827 y el rey 268.273, todo un negocio regio. 


Una única vez
Mensualmente
Anual

Realiza una donación

Realiza una donación

Realiza una donación

Elige una cantidad

€1,00
€2,00
€5,00
€1,00
€2,00
€5,00
€1,00
€2,00
€5,00

O introduce una cantidad personalizada


Hola, me llamo Adrián. Soy el creador de Gato por Madrid. Desde julio de 2016 comparto contenido histórico sobre Madrid y me gustaría continuar con ello. El proyecto siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta dinero y tiempo mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hago y piensas que sirve de utilidad lo que cuento, te animo a que me apoyes realizando una donación, por pequeña que sea, para que este gato pueda seguir contándote historias. Gracias.

Hola, me llamo Adrián. Soy el creador de Gato por Madrid. Desde julio de 2016 comparto contenido histórico sobre Madrid y me gustaría continuar con ello. El proyecto siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta dinero y tiempo mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hago y piensas que sirve de utilidad lo que cuento, te animo a que me apoyes realizando una donación, por pequeña que sea, para que este gato pueda seguir contándote historias. Gracias.

Hola, me llamo Adrián. Soy el creador de Gato por Madrid. Desde julio de 2016 comparto contenido histórico sobre Madrid y me gustaría continuar con ello. El proyecto siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta dinero y tiempo mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hago y piensas que sirve de utilidad lo que cuento, te animo a que me apoyes realizando una donación, por pequeña que sea, para que este gato pueda seguir contándote historias. Gracias.

DonaDonaciones mensualesDonaciones anuales

2 comentarios sobre “El gran incendio del Monasterio del Escorial en 1671

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: