1830
Iglesia de San Luis en la maqueta ambientada en 1830

El 13 de marzo de 1936 es una fecha fatídica, como muchas de las que ocurrieron durante el convulso momento político de la II República española, donde algunas personas tomaban posiciones extremas y cometían crímenes al patrimonio. Desde ese día, la Iglesia de San Luis sería historia.

Situada en la calle Montera 25, este templo cuyo origen se remonta al siglo XVI, era un ejemplo claro de la arquitectura madrileña de la época. El edificio que llegó hasta esos días, sin embargo, data de 1679. Su arquitecto, José Jiménez Donoso, yació en este templo hasta su destrucción. Además se conocen intervenciones posteriores de Tomás Román.

1921-1928
1921-1928, calle Montera, al fondo se puede observar la Iglesia de San Luis

Su belleza exterior, como solía ser la tónica habitual, no era muy elevada, aunque los tesoros se encontraban en su interior. El retablo mayor era de estilo churrigueresco y los laterales de estilo romántico.

De González Velázquez es la estatua de la fachada, que posteriormente sería trasladada a la fachada de la vecina iglesia del Carmen. Lo que quedaba de la fachada de la de San Luis se añadió posteriormente a Carmen en un futura obra.

San Luis
Iglesia de San Luis tras el incendio

El incendio provocado fue de enorme violencia y fue muy recordado, como no podía ser de otra manera. Que Montera fuera una de las calles más frecuentadas de la Villa, tampoco facilitaba el olvido.

1930
Portada de la Iglesia de San Luis en 1930

Los restos del edificios que aguantaron en pie fueron derribados para construir unos edificios comerciales, que podemos ver hoy en día. Episodios como este no deben de ser olvidados para no cometer esta barbarie de nuevo.

Calle Montera 25.jpg
Calle Montera 25 en la actualidad, donde se encontraba la Iglesia de San Luis

Pago único
Mensual
Anual

Realiza una donación de pago único

Realiza una donación mensual

Realiza una donación anual

Elige una cantidad

€1,00
€2,00
€5,00
€1,00
€2,00
€5,00
€10,00
€20,00
€50,00

O introduce un importe a medida


Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

DonaDonaciones mensualesDonaciones anuales