Hacía tiempo que no hacía un artículo dedicado a calles de la Villa y Corte y que mejor que retomar esta sección con una de mis favoritas, no por su apariencia, sino por la historia que esconde. Situada entre Jacometrezo y la Plaza del Carmen, esta calle obtiene su nombre de dos posibles opciones.

La primera dice que en 1581, reinando Felipe II, le regalaron al monarca un rinoceronte o elefante que poseía el gobernador de Java, residiendo estos como invitados en esta zona.

La segunda teoría y la que se da como buena dice que en el siglo XVI, unos saltimbanquis portugueses trajeron a Madrid, desde Brasil una abada, que significa rinoceronte en portugués. A este rinoceronte le sacaron provecho porque lo enseñaban al público por 2 maravedís en una barraca que tenían en esta zona instalada. Acudía todo tipo de visitantes, desde adultos a niños, que se asombraban y con los gritos que generaban, estresaban cada vez más al animal.

Anuncios

Un buen día un chico del cercano Horno de la Mata, con toda la buena intención del mundo, le dió de comer un panecillo recien hecho. El problema fue que el animal se abrasó y hecho una fúria se liberó y mato al pobre muchacho. En total, el animal mató a más de 20 personas. El prior de San Martín expulsó a los saltimbanquis por este episodio. El animal fue capturado a la altura de Vicálvaro, por lo que el animal se dió un buen tour por la ciudad. En el lugar donde murió el niño del Horno de la Mata se instaló una cruz de palo, actualmente desaparecida, y el lugar tomó el nombre de la calle de la Abada.

Espero que os haya gustado, y seguramente cuando esteis en Gran Vía a la altura de Callao o por la zona y veais el cartel de la calle podreis difundir esta historia.


Pago único
Mensual
Anual

Realiza una donación de pago único

Realiza una donación mensual

Realiza una donación anual

Elige una cantidad

€1,00
€2,00
€5,00
€1,00
€2,00
€5,00
€10,00
€20,00
€50,00

O introduce un importe a medida


Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

DonaDonaciones mensualesDonaciones anuales