Jardines de los Palacios de la Finca Vista Alegre, un pedazo de historia en Carabanchel

Con la ocasión de la recuperación de la Finca Vista Alegre tuve la oportunidad de visitarlo este lunes pasado. Este es uno de los lugares más especiales de Madrid, olvidado durante demasiado tiempo. A continuación os presento su historia y mis impresiones.

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

Los Carabancheles fueron desde el siglo XVIII uno de los lugares predilectos para el recreo de la nobleza y la alta burguesía madrileña por su proximidad a la Corte.

María Cristina de Borbón adquirió un establecimiento público situado en el camino de Carabanchel y Fuenlabrada en 1832 que daría pie a la posterior adquisición de numerosas propiedades a ambos lados de esta vía. Además, con el propósito de unirlas, llegó a desviar el camino colindante, en lo que hoy es la calle del General Ricardos.

Una vez realizado su primer proyecto, la Reina ordenó la creación de un jardín inspirado en la pintura paisajística. Con ello, se transformaron los edificios existentes y se construyeron otros de nueva planta. En pocos años se construyeron los invernaderos y caballerizas, se plantaron 20.000 arbusto y árboles, dando morfología a la finca. Paseando por sus paseos y plazas encontrábamos el Palacio Nuevo y una ría navegable, que se diseminaba en fuentes y otras construcciones de menor valor.

Durante el exilio de María Cristina, cedió la finca a sus hijas, Isabel II y la infanta Luisa Fernanda.

La finca fue adquirida en 1859 por el marqués de Salamanca, José de Salamanca y Mayol, convirtiéndola en un escenario de frecuentes celebraciones y reuniones festivas. Tras la venta de su palacio de la calle Recoletos, la finca se convirtió en su residencia habitual hasta su muerte en 1883.

Los herederos del marqués lo venderían 3 años después al Estado Español para que fuese dedicada a la beneficencia. Desde ese momento hasta nuestros días, la finca se ha visto transformada para cumplir con sus nuevos fines y por las edificaciones de nueva construcción aledañas.

Actualmente la Finca Vista Alegre cuenta con numerosos elementos y construcciones ornamentales que he podido ver en persona. Os destaco algunos de ellos.

Anuncios

ESTUFA GRANDE

Las estufas son espacios calefactados destinados al cultivo de plantas exóticas. La Real Posesión contaba con tres; la Estufa Grande y otras dos más pequeñas, además de una naranjera circular. La Quinta disponía también de dos invernáculos, construcciones que conseguían un ambiente templado con un mural de vidrio hacia el sur y protecciones de esteras.

La Estufa Grande es una edificación longitudinal, organizada a partir de una rotonda central de la que originalmente partían dos grandes naves destinadas a albergar las plantas, rematadas en sus extremos por sendos pabellones, uno de servicio y otro destinado al Baño de la Reina, pieza que aún se conserva.

Parcialmente destruida durante la Guerra Civil, el ala hoy en pie, anexa al Palacio Viejo fue reconstruida por la Dirección General de Regiones Devastadas con proyecto de Manuel Martínez Chumillas. De la construcción del invernadero original se conservan, en el ala opuesta, el muro de cierre del edificio hacia el norte y las piezas pétreas de apoyo de su estructura ligera.

BAÑO DE LA REINA

La bañera es una singular pieza de forma circular y escalones concéntricos, realizada en mármol color caramelo, que demostraba la doble función lúdica y productiva de los invernaderos. El baño y la estancia estaban alimentados por el mismo circuito de calor y vapor que recreaba en la Estufa el clima tropical idóneo para el cultivo de especies traídas desde otras latitudes.

PALACIO VIEJO

Es el núcleo fundacional de Vista Alegre. El edificio actual se levanta sobre la primitiva Casa de Baños de Vista Alegre, un establecimiento de recreo que, siguiendo la moda de los que existían a las afueras de Londres o París, se popularizó como lugar de ocio entre los madrileños.

El edificio contaba con salas para el baño, casino, salones, y un jardín posterior donde disfrutar de la música y de los espectáculos al aire libre. Al Palacio Viejo se le anexionó La Estufa Grande, formando ambos una pantalla que protegía la intimidad del jardín de las miradas de los transeúntes. A principios del siglo XX, siendo ya la finca propiedad del Estado, el Palacio Viejo fue remodelado para albergar el Colegio de Huérfanas de Militares de la Unión.

Finalizada la guerra, las Hijas de la Caridad volvieron a Vista Alegre, haciéndose cargo del colegio. Actualmente el Palacio es sede del Centro Regional de Innovación y Formación Las Acacias.

JARDÍN Y PLAZA DE LAS ESTATUAS

A pesar de que los jardines de Vista Alegre no tuvieron una concepción unitaria, por haber sido diseñados por diferentes arquitectos y jardineros para varios propietarios a lo largo de diversas épocas, durante la etapa del marqués de Salamanca se logró una satisfactoria integración del diseño de los distintos ámbitos, dando lugar a un conjunto extraordinariamente variado de jardines de sombra, geométricos, de plantas exóticas y de propósito ornamental o rústico de carácter productivo.

El núcleo principal, al sureste del Palacio Viejo y la Estufa, es un “jardín romántico” de trazados sinuosos que posibilitaban la sorpresa y la sucesión de escenas. El recorrido arrancaba en la plazoleta semicircular situada en el eje del Palacio Viejo, llamada de Las Estatuas por estar enmarcada por diez esculturas de mármol de las que solo se conservan sus pedestales.

RÍA Y CEDRO CENTENARIO

CedroCe

El Jardín romántico estaba surcado de este a oeste por un río artificial navegable de casi un kilómetro de longitud, cuyos márgenes podían ser recorridos a pie dando acceso a las distintas “escenas del jardín”. La Ría nace junto a la Plaza de las Estatuas en una montaña artificial de la que brota una cascada de agua.

Su trazado sinuoso atravesaba la zona de juegos y el bosque, para desembocar en un estanque con una isla baluarte de planta estrellada, a la que se accedía desde las falúas de recreo, de la que solo queda actualmente la huella en el terreno. La prensa y literatura de su tiempo se hicieron eco del choque de dos de esas barcas que provocó la caída al agua de un gran número de damas engalanadas.

Cedrus libani A.Rich. El nombre genérico proviene del latín cedrus, y éste del griego kédros, que en tiempos de Homero designaba a una conífera de madera aromática, como la de los cedros. Originario del Líbano y suroeste de Turquía, donde es más abundante, se introdujo en Inglaterra en 1638 y en Aranjuez en 1787, desde donde vino a Madrid.

Este ejemplar está incluido en el Catálogo Regional de la Comunidad de Madrid en la categoría de “Árbol Singular” por su extraordinario tamaño. Las medidas del Cedro de Vista Alegre, en 2018, eran 5 metros de circunferencia y 35 metros de altura aproximada. Podría ser el cedro más antiguo de Madrid, dado que se habría plantado alrededor de 1800. El 12 de mayo de 1886 el fuerte ciclón que arrasó Madrid ocasionó graves daños en el arbolado de la finca. Este cedro y un ciprés junto a la galería del Palacio Viejo son los ejemplares que continúan en el jardín desde entonces.

Anuncios

PALACIO NUEVO

El Palacio Nuevo fue ordenado construir por la reina María Cristina en los terrenos adquiridos a los Cinco Gremios Mayores. Su construcción aprovecha cimientos y muros de las naves de almacenes y calderas de una fábrica de jabón. Cuando el marqués de Salamanca adquirió la Real Posesión, las obras estaban sin completar y el Palacio nunca había sido habitado. Sí se encontraba terminado el pórtico, formado por las grandes columnas reaprovechadas del proyecto de Isidro González Velázquez para la Plaza de Oriente, y concluida la decoración de la gran cúpula del vestíbulo, realizada por José Evaristo Pannuci.  El arquitecto Pascual y Colomer continuó las obras con la creación de una nueva fachada hacia el jardín posterior y una gran escalera para acceder al Palacio desde el camino procedente de la nueva puerta, la famosa Puerta Bonita.

En el interior, las estancias privadas y los grandes salones para el lucimiento de la colección de arte y antigüedades del marqués fueron completados por Federico Madrazo con pinturas de techos y paredes, e iluminados con las primeras luces eléctricas. Otros espacios, como el “fumoir” o salón árabe, se decoraron según la tendencia de recrear ambientes exóticos tan de moda en la época.

Las mayores alteraciones del Palacio fueron fruto de las adaptaciones hechas por las instituciones benéficas y educativas que lo ocuparon a lo largo del siglo XX, desde que en 1887 se instalara en él el Asilo de Inválidos del Trabajo, hasta el 2008, año en que se trasladó el Centro Público de Educación Especial María Soriano, última de las instituciones en ocupar el edificio.

PARTERRE

El Palacio Nuevo generó en torno a sí una serie de jardines de carácter variado: “El Parterre” neoclásico, de trazados geométricos, y “El Giardino”, de tradición napolitana, que organizaba en terrazas el jardín posterior y la huerta. Frente a la fachada principal del Palacio se sitúa el Parterre, configurado por setos que dibujan un jardín para ser visto desde el interior de las estancias palaciegas. Su trazado está organizado alrededor de tres fuentes circulares, una central más grande y dos laterales, diseñadas por Narciso Pascual y Colomer. La fuente central, de los Caballos, se adorna con un grupo escultórico de caballos rampantes, a los que debe su nombre.

CASA DE OFICIOS

Este espacio arqueológico nos muestra los restos constructivos de una fábrica de jabón, una de las muchas que, asentadas en Carabanchel, surtían de este producto de limpieza a las lavanderas de la ribera del Manzanares. El gran edificio se organizaba en almacenes, patios y tinajeros para contener aceite, base para la obtención del jabón. Sabemos de la existencia en estos espacios de la actividad fabril desde el siglo XVII, perteneciendo antes de la compra por la reina a los poderosos Cinco Gremios Mayores de Madrid.

Tras pasar a ser Real Posesión se transformó en la Casa de Oficios de la Quinta de Vista Alegre, cuerpo de apoyo y de servicio para sus palacios. La planta noble fue acondicionada como residencia palaciega para el morganático Agustín Fernando Muñoz, de ahí el sobrenombre La Casa del Duque con el que también fue conocida.

Anuncios

CABALLERIZAS

Las caballerizas, proyectadas por el arquitecto Pascual y Colomer, se levantaron para alojar a los animales de tiro y otras bestias de trabajo, como las mulas de las norias de sangre. Aquí se guardaban también, entre otros carruajes, los coches descubiertos, utilizados para el paseo.

CASA DE BELLA VISTA Y GALERÍAS

La casa de Bella Vista fue biblioteca y gabinete de ciencias durante el periodo de la Real Posesión, y contaba con herbarios, colecciones de animales disecados, laboratorio e invernáculo propio. Tras la cesión de la finca al Estado se trasformó para acoger el Colegio de Ciegos de Santa Catalina. Actualmente esta casa es sede del Centro de Educación de Personas Adultas Vista Alegre. El recorrido arrancaba en la plazoleta semicircular situada en el eje del Palacio Viejo, llamada de Las Estatuas por estar enmarcada por diez esculturas de mármol de las que solo se conservan sus pedestales.

A mediados del siglo XX se amplió el Palacio Viejo, anexionándose el edificio de Bella Vista y construyéndose una galería para unir ambas construcciones. La Galería está formada por dos corredores en ángulo levantados sobre un soportal de columnas pareadas. El torreón en la esquina salva el desnivel que existe entre los dos edificios.


Sin lugar a dudas una recuperación espectacular de un lugar bastante especial en la ciudad de Madrid, que recuerda a rincones como los Jardines del Capricho, aunque aún quedan trabajos de recuperación pendiente, sobretodo para poder observar las instalaciones en su interior como se merece..


Una única vez
Mensual
Anual

Realiza una donación de pago único

Realiza una donación mensual

Realiza una donación anual

Elige una cantidad

€1,00
€2,00
€5,00
€1,00
€2,00
€5,00
€10,00
€20,00
€50,00

O introduce un monto personalizado


Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

Gato por Madrid siempre será gratis, pero lo cierto es que cuesta tiempo y dinero mantener vivo el proyecto, por lo que si te gusta lo que hacemos y piensas que sirve de utilidad lo que contamos, te animamos a que nos apoyes realizando una donación, por pequeña que sea.

DonaDonaciones mensualesDonaciones anuales

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .